Dicen que…

A veces no debes pensar en los personajes como personajes.
Tienes que adentrarte en ellos, usar experiencias, trozos de otras personas, confeccionarlos en una especie de monstruo aberrante; darle cuerpo con el carácter, manías, fobias, defectos, proyectarte en ellos, a veces ponerte esa piel: que hagan cosas que tú harías, que tu familia, que tus conocidos y enemigos harían. Un escritor debe estar atento para leer a la gente y descifrarla.

p608z

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s